Nusos fue un encuentro celebrado en Barcelona entre el 3 y 4 de diciembre que reunió diferentes colectivos con la intención de trabajar las violencias horizontales que en ocasiones se dan entre asociaciones o personas activistas por diferentes causas. Se establecieron tres ejes principales: feminismo, diversidad sexual y de género y por último el que giraba en torno a antirracismo y/o islamofobia.

La presencia allí de asexuales resultó novedosa y fueron varias las personas que mostraron interés en conocer más. Por centrar, contar que las actividades se dividieron entre los dos días con pausas para la comida. El sábado a la mañana se repartió a la gente en grupos de trabajo donde se procuró que en cada uno hubiera una representación de los diferentes colectivos asistentes. Así en cada una de las cinco salas había una docena de personas concentrando una diversidad que muchas veces cuesta ver reunida.

Cada grupo tenía asignado un tema sobre el que desarrollar reflexiones mediante intercambio de opiniones desde las distintas perspectivas intentando mantener un ambiente de debate respetuoso y enriquecedor. En esas sesiones les asexuales hacían aportaciones desde su experiencia incluyendo alguna aclaración breve de conceptos si era necesario.

Sin embargo, eso sólo era el principio. Después, durante los descansos breves o bien en los más largos de las comidas no era extraño que alguien se acercara. Empezando con un descargo de responsabilidad por si decía alguna burrada sin pretenderlo pasaban a pedir permiso para poder hacer alguna pregunta y saber más sobre eso de la asexualidad. La respuesta de la persona aludida era abierta y amable invitando a plantear cualquier duda porque para eso precisamente estábamos allí.

Y así hubo explicaciones sobre asexualidad mientras se caminaba por los pasillos. O el sábado durante la hora de la comida. Coincidían cuatro personas en radio de escucharse, dos asexuales y dos con interés. Tras las explicaciones iniciales se fueron sucediendo preguntas más específicas alentadas por una inesperada motivación personal.

nusos

A alguien escuchar sobre asexualidad le ayudó a comprender situaciones vividas con una persona que había conocido. Empezando a considerar que aquella persona podía ser asexual cabía reinterpretar una experiencia antes incomprendida. Quien estaba a su lado mostró interés por el tema de las orientaciones cruzadas porque era algo que al parecer le resonaba dentro una vez sabiendo de ello.

Tal fue el punto de su asombro y descubrimiento que a la tarde se ausentó tal vez para procesar y asentar la información que había recibido. Todo ello parecía arrojar sobre su vivencia creando nuevos entendimientos donde antes tal vez había confusión y situaciones interpretadas de manera insuficiente.

El sábado a la tarde continúo en las salas con los intercambios de punto de vista y profundización sobre otros temas que no se habían tratado a la mañana. En los grupos se terminó rendides de tanto ejercicio de empatía, reflexión y entretejer situaciones.

El domingo a la mañana fue la puesta común. No hubo división por grupos en salas sino que fue un encuentro plenario en el auditorio del edificio. Se devolvieron al grupo las relatorías que sintetizaban lo trabajado durante el sábado. Se asistió a un teatro-foro que representaba la salida del armario de una persona trans a unos padres que nos eran especialmente comprensivos y un sistema sanitario que sigue creyendo en la patologización del colectivo. Después el público se vio interpelado a proponer, y representar, alternativas para no terminar en el final dramático.

La última parte se dedicó a lo que llaman democracia profunda y que consistió en dar voz al público para poder expresarse individualmente y compartir aquello que durante esos dos días más les había llegado, les había sorprendido o cualquier otro mensaje que quisieran transmitir. Se cerró con un merecido aplauso para la organización y se levantó el grupo para ir a comer.

De nuevo volvió a surgir ese interés por la desconocida asexualidad. En esta ocasión fue en un espontáneo círculo de personas que se combinaban entre sentadas en sillas y en el suelo. Sale el tema por alguien que interpeló a una de las dos asexuales reconociéndola de la charla que el jueves 1 se dio en la Universidad de Barcelona.

Tras explicaciones básicas el debate giró hacia las presiones sociales a la hora de tener sexo y cómo incluso las personas no asexuales viven las consecuencias. Cuestionamientos de hasta qué punto cuando jóvenes tienen sus primeras relaciones son en verdad algo consentido y voluntario o median las presiones ya sean directas e indirectas. Reconsideraciones sobre la enorme presencia del sexo en la sociedad.

Fue pasando la tarde entre intervenciones de baile y de música para amenizar. El grupo de asexuales se ausentó para ir al encuentro de quienes querían presentar un proyecto que promueva la visibilidad de la asexualidad.

A la organización de Nusos agradecer enormemente la invitación al evento y la privilegiada oportunidad de haber estado ahí. Esperamos haber aportado a la diversidad allí reunida aunque sea una mínima parte de lo que nosotres nos llevamos de aprendizaje y enriquecimiento personal.

ACEs

ACEs

Somos una asociación interseccional de personas dentro del espectro asexual. Visibilidad, desestigmación y divulgación. #ACEs
ACEs
Compartir:
Facebooktwittergoogle_plusreddittumblrmail

Tags: , , ,

Sin comentarios todavía.

Dejar una respuesta

Nombre (obligatorio)

Email (no será publicado, obligatorio)

Enlace